23 ago. 2016

Patatas Cajún

Muy buenas!! Cómo lleváis el veranito?? Como habréis visto me he tomado unas vacaciones del blog... lo siento por no haber avisado... fue un poco improvisado... pero no pasa nada! aquí vuelvo a la carga con más recetas deliciosas!!
Hoy os traigo unas patatas cajún!! Están buenísimas!! Aptas para quien le guste el picante y para quien no le guste también (como a mi, que no me gusta)!! jajajaja.

Vamos con la receta!!


Patatas cajún (receta adaptada del libro "La cocina de isasaweis, belleza por dentro y por fuera")

Ingredientes:

500 gr de patatas
1 cucharada de aceite de oliva
1 cucharadita de pimentón dulce
1 cucharadita de cebolla en polvo
1 cucharadita de ajo en polvo
1/2 cucharadita de orégano seco
1/2 cucharadita de albahaca seca
1/4 cucharadita de tomillo seco
1 pizca de pimienta negra
1/4 pizca de cayena en polvo o pimentón picante (opcional, yo no se lo pongo por que no me gusta el picante)
1 pizca de comino en polvo


Procedimiento:

Limpiamos bien las patatas y las cortamos en gajos, las ponemos en un bol junto con todas las especias y el aceite, con las manos bien limpias las mezclamos bien para que queden bien impregnadas. 

Las ponemos en una bandeja de horno con papel de horno para no pringarla tanto, tienen que quedar todas separadas entre ellas, nada de amontonarlas las cocinamos a 200ºC hasta que queden bien doradas yo creo que las doré un poco demasiado y todo...

Las servimos tal cual o acompañadas de veganesa o cualquier otra salsa que nos apetezca.


En la foto de arriba podéis ver cómo las distribuyo en la bandeja.


Quedan muy muy buenas, os lo aseguro, yo las he hecho ya un par de veces y pienso hacerlas más veces, eso seguro! jajaja. Espero que probéis de hacerlas, como veis es una receta muy sencilla y económica.

Buen provecho!!

26 jul. 2016

Ramen de estar por casa

Como va el veranito?? Mucha playa o piscina?? Yo desde luego casi cada día me pego un baño piscinil!! que con éste calor no hay para menos!!! jejeje.
Lo siento, hoy no os traigo una receta muy veraniega... pero aún así es algo que está tan bueno que en mi casa lo comemos casi cada semana aún con éste calor!! jajajaja!!
Además... es una receta que combina a la perfección con la última receta que puse en el blog, los makis de estar por casa!! Hoy os traigo... Ramen de estar por casa!!!!

Vamos a ello!!


Ramen "de estar por casa" (cantidad para 2 personas)

Ingredientes:

1 diente de ajo grande
1 cucharada aceite de oliva virgen extra
7-8 rodajas finas de jengibre fresco
1 litro caldo de verduras
50 gr aproximadamente de salsa de soja (dulce, yo uso de la marca Heinz)

Fideos para ramen, o udon, yo uso los que tenga por casa, también compro fideos chinos en los supermercados (hay un paquete que es sin huevo).

Opcional para guarnición:

Champiñones (1 por comensal)
Zanahoria
Ajetes tiernos
Sésamo tostado blanco o negro
Frankfurt vegetal
Seitán

Lo que se os ocurra!


Procedimiento:

Pelamos el ajo y lo hacemos rodajitas, hacemos lo mismo con el jengibre (con 7-8 rodajas nos bastará). Ponemos una olla al fuego con el aceite, una vez caliente le añadimos el ajo y el jengibre, los vamos a tostar bien (sin llegar a quemarlos), una vez estén bien tostados apagamos el fuego y dejamos que enfríe 1 minuto aproximadamente, luego añadimos el caldo de verduras (hemos dejado que se enfríe un poco porque si no el aceite y el caldo van a salpicar por todos lados...), volvemos a encender el fuego de nuevo y lo ponemos fuerte para que hierva.

Mientras esperamos que hierva el caldo, en otra olla ponemos agua suficiente para hervir 2 raciones de fideos (yo suelo poner un litro más o menos), la ponemos a fuego fuerte para que hierva también.

Mientras las dos ollas se calientan para hervir preparamos la guarnición. En mi caso para el ramen de las fotos usé champiñones, ajetes tiernos y zanahoria.
Para empezar limpiamos los champiñones y los laminamos finos, ponemos una sartén con un poco de aceite a fuego lento, una vez esté caliente ponemos los champiñones con una pizca de sal, mezclamos de vez en cuando y retiramos del fuego cuando ya hayan expulsado el agua (y ésta se haya evaporado).
Pelamos, lavamos y cortamos los picos de la zanahoria, luego la laminamos a lo largo (láminas de unos 2 mm aproximadamente), cortamos éstas láminas en trozos de unos 2 cm, yo hago el corte diagonal porque creo que queda más vistoso.
Pelamos una o dos capas externas de los ajetes y cortamos el pico de abajo y las hojas desde una parte que se vea bien limpia, luego hacemos rodajas de unos 3-4 mm aproximadamente.
Reservamos las guarniciones. (yo usé estos ingredientes, pero podéis usar lo que se os ocurra!)
Cuando hierva el caldo le añadiremos la salsa de soja y dejaremos que hierva de nuevo.
Cuando hierva el agua le añadiremos los fideos y coceremos según las instrucciones del envase.
Una vez hierva el caldo de nuevo apagamos el fuego.
Cuando tengamos los fideos hechos los escurrimos en un colador fino, en este momento pasaremos el caldo de su olla a la anterior olla de los fideos poniendo un colador bien fino de por medio para que se queden todo el ajo y jengibre en él. Ahora ponemos los fideos en el caldo, removemos y emplatamos en unos boles, yo lo hago así: primero pongo los fideos con ayuda de dos tenedores, pongo cantidades más o menos iguales en todos los boles, y luego los cubro con el caldo (con ayuda de un cucharón), dejo 1 cm de margen con el borde de bol (normalmente uso otros boles que no tiene el agujero para los palillos, pero en las fotos quise usar un bol más bonito) y luego ponemos los champiñones, la zanahoria y los ajetes tiernos.

Y listo para degustar!!


Debo decir, que ayer  comencé a escribir la receta y se me hizo la boca agua, tanto que terminamos cenando ramen!! jajajaja!! Os lo recomiendo mucho, de verdad, creo que casi todos mis amigos lo han comido alguna de las veces que han venido a mi casa! jajaja y ninguno se quejó, todo lo contrario!! Probadlo y me contáis!!

Buen provecho!!

28 jun. 2016

Makis de estar por casa

Bueno bueno bueno!!! Hoy os traigo una súper recetaca!!! Estoy segura de que os va a encantar!! Es algo que yo he hecho muchas veces ya y que no falla nunca!! Es algo elaborada pero vale la pena!! Y tranquilxs, que os traigo un paso a paso para que os salgan bien seguro!!

Hoy haremos makis de estar por casa!! Y diréis: "de estar por casa?" Si! Los makis y el sushi en general suelen ser muy laboriosos y llevan varios ingredientes para hacer el arroz, a parte de que hay que abanicarlo y mezclarlo hasta que se enfría (mientras se le echan los ingredientes líquidos...). Los makis que os traigo hoy no llevan esos ingredientes de más en el arroz, y el arroz sigue siendo pegajoso para porder moldearlo bien, con la salsa de soja antes de comerlos ya hay suficiente para correjir la "sosez" del arroz. Os los recomiendo mucho! Vamos con la receta!!

 

Makis de estar por casa

Ingredientes:

1 taza de arroz
2 tazas de agua
Alga nori
Salsa de soja
Wasabi (opcional)
Gengibre encurtido (opcional)

Opcionales a elegir para rellenar:

Pepino
Aguacate
Queso de untar vegano (yo usé éste)
Mango
Piña
Zanahoria
Plátano
Sésamo tostado y/o negro
Cebolla frita

También necesitaremos una esterilla para makis, para que no se os pringue la esterilla podéis cubrirla con papel film.


Procedimiento:

en un bol ponemos el arroz y lo llenamos hasta que cubra un poco con agua, mezclamos bien para lavar el arroz, cuando el agua esté bien blanca lo colamos, devolvemos el arroz al bol y repetimos la operación hasta que el agua salga limpia. Una vez el arroz está limpio, lo ponemos en una olla junto con dos tazas de agua, tapamos la olla (a poder ser con una tapa de cristal para ver el arroz conforme se va cociendo), y lo ponemos a hervir. Una vez hierva lo ponemos a fuego medio, abrimos la tapa brevemente para mezclar (para que no se nos pegue el arroz al fondo), más o menos cada 5-6 minutos abriremos brevemente para mezclar bien el arroz y evitar con ello que se nos queme, digo brevemente porque lo que nos interesa es que esté tapado el mayor tiempo posible, ya que el vapor es importante en esta cocción.
Una vez el arroz esté bien cocido (no hay mejor prueba que coger una muestra con una cuchara y probar si está duro o está bien), lo sacaremos de la olla para ponerlo en una fuente (en mi caso de cristal), y lo esparciremos bien por toda la superficie para que se enfríe más rápido. Cada 3-4 minutos lo mezclaremos para que no se nos seque, hasta que esté bien frío.

Mientras el arroz se enfría prepararemos los ingredientes para el relleno, podemos usar lo que queramos en realidad, yo me decanté por pepino, aguacate y queso crema vegano, pero podéis usar lo que queráis, os he dejado algunas ideas más arriba en los ingredientes. Pelamos las frutas o verduras que vayamos a usar, las lavamos y tenemos que cortarlasen bastoncitos de unos 4 mm de grosor aprox, que sean larguitos todo lo que podamos, yo el pepino por ejemplo lo parto por la mitad a lo largo, le quito la parte del centro y con el resto hago los bastones a lo largo. El aguacate lo parto por la mitad, le quito la piel y hago bastoncitos con él.

Cuando el arroz ya está frío, cogemos una hoja de alga nori, la partimos por la mitad (siguiendo las líneas horizontales, veréis que hay una columna que cae justo en el medio del alga, yo corto por el centro de esa columna, hay que usar un cuchillo bien afilado y no tenga sierra, si no muy probablemente se romperá).

Cogemos un vaso y lo llenamos hasta la mitad con agua, reservamos.

Ponemos la esterilla sobre nuestra superfície de trabajo con las varillas en horizontal, encima ponemos nuestra mitad de alga nori también en horizontal y paralela a las varillas (como en la foto de debajo), con la parte rugosa hacia arriba, ponemos el corte "bonito" (que suele ser el que hemos hecho con el cuchillo) hacia la parte interior de la esterilla.

Nos mojamos los dedos en el vaso de agua, cogemos una bola de arroz (es mejor empezar con poco arroz e ir añadiendo poco a poco para no pasarnos), la ponemos sobre el alga, y esparcimos el arroz por ella, dejando en la parte de arriba 1cm aproximadamente sin arroz (como en la foto), si veis que el arroz se os pega mucho a las manos os volvéis a mojar los dedos. La capa de arroz tiene que ser de 5mm aproximadamente, a poder ser no más.


En este punto hay que poner el relleno, en mi caso, pepino, aguacate y/o queso crema, lo ponemos como en las siguientes fotos.




De igual manera que yo he puesto el queso crema, podemos substituirlo por veganesa, algún paté, un poco de wasabi, o para dar un toque crujiente unas semillas de sésamo, cebolla frita... Podéis hacer las combinaciones que se os ocurran u os apetezcan!!

Mojamos un poco con agua el trozo de alga que hemos dejado sin arroz, esto hará que el alga se pegue para cerrar el rollo.


Ahora viene lo complicado... jajajaja... el alga tiene que estar a unos 2-3cm de distancia del borde de la esterilla más cercano a nosotros, con ambas manos, con los pulgares cogéis la esterilla por debajo, con el resto de dedos agarráis (presionando) el relleno para que no se escape mientras lo enrolláis, una vez los dedos no os caben al enrollar, los sacáis fuera y termináis de enrollar deslizando el rollo por la esterilla (siempre hacia delante).



Seguidamente ponemos ambos pulgares sobre las dos capas de esterilla, justo donde termina nuestro rollo, con el resto de dedos puestos sobre la capa de esterilla de abajo, hacemos presión en el rollo tirándolo hacia abajo para cerrarlo bien, no pasarnos presionando ya que el relleno se nos puede salir. Es posible que si es vuestra primera vez haciendo makis no os salga bien a la primera, no os preocupéis, es normal, a mi me salieron bastantes mal hasta que le pillé el truquillo.


Nos quedará un rollo como el de la foto.


Preparamos otro vaso con agua, esta vez que esté lleno, ponemos el rollo en una tabla de cortar, con un cuchillo muy bien afilado sin sierra, mojamos la hoja en el agua, cortamos el rollo sin aplastarlo hacia abajo si no moviendo el cuchillo adelante y atrás con calma, si aplastamos se romperá el alga y posiblemente se nos salga el relleno. 


Limpiamos el cuchillo con un papel de cocina, lo pasamos por el agua de nuevo y ahora tenéis dos opciones, cortar la mitad en tres o en cuatro.



Para que veáis la diferencia yo he cortado una mitad en tres y la otra en cuatro. A mi personalmente me gusta más partidas en 4, así quedan más pequeñitos y salen más, pero para gustos los colores, simplemente recordad que para cada corte tenéis que limpiar el cuchillo y pasarlo por el agua, es necesario para cortar bien los makis y que no se nos pegue el cuchillo al rollo ni nos ensucie los makis. Ahora ya se trata de repetir la operación hasta terminar el arroz, las algas (que si tenéis un paquete entero no las acabáis con esa cantidad de arroz) o los ingredientes para rellenar (aunque os digo que lo primero que se me acaba a mi siempre es el arroz, jajaja, y da para bastantes rollos).

Por último queda emplatar.


Lo suyo es comerlos mojándolos en salsa de soja (y si queréis ponerle a la salsa un poco de wasabi y mezclar bien, para darle un toque picante), entre pieza y pieza de sushi (en este caso makis), en teoría habría que comer jengibre encurtido (esa cosa rosa que suele acompañar el sushi), sirve para limpiar el paladar y no mezclar sabores, pero en mi casa no nos gusta porque tiene un sabor muy fuerte, así que nos saltamos éste paso, jeje.

Y con ésto termino!! Vaya recetaca que os he traído!! jajajaja he escrito la biblia!! jajajajaja!!


Espero de verdad que probéis de hacerlos alguna vez, os encantarán!!!

Itadakimasu!!

22 jun. 2016

Pasta a la boloñesa de soja

Buenas! Después de un tiempo de retiro por mi parte (soy Lídia), vuelvo con las pilas cargadas lista para darle caña al blog!! A partir de ahora solamente publicaré yo, ya que como ya dijo Kimi, "abandonó el barco", así que ahora todas las recetas serán hechas por mi!

Vuelvo con una receta que me encanta y he hecho un montón de veces ya!! Os aseguro que os encanará!!

Pasta a boloñesa (de soja)!!! Vamos a ello!!!!


Yo siempre recomiendo hacer primero la salsa y luego la pasta, así nos evitamos que la pasta se enfríe y pegue entre si mientras hacemos la salsa!

Pasta a la boloñesa de soja

Ingredientes:

1 cebolla
1 zanahoria
1/2 pimiento verde
1 diente de ajo
1 taza soja texturizada fina (instant)
1/2 litro caldo de verduras
1/4 cucharadita de tomillo seco
1 hoja de laurel o 1/4 de cucharadita de laurel molido
Aceite de oliva
400gr de tomate frito
Sal
Pimienta

500 gr de pasta (en mi caso usé "fisarmoniche", pero vamos, que nos sirve cualquier pasta jajaja).
1 litro de agua aprox. (que cubra la pasta de sobras)
2 cucharaditas de sal



Procedimiento:

En un bol ponemos la soja texturizada fina, calentamos el caldo y lo añadimos a la soja (caliente pero no hirviendo), hasta cubrirla, la dejamos reposar 15 minutos.

Pelamos la cebolla y la cortamos a dados pequeñitos, lavamos y cortamos a daditos el pimiento, pelamos y cortamos a daditos la zanahria, pelamos el diente de ajo, le quitamos la parte seca y dura y lo cortamos bien pequeñito.

En una sartén grande ponemos un poco de aceite, añadimos la cebolla, el ajo, la zanahoria y el pimiento, dejamos que se pochen, removiendo de vez en cuando hasta que las verduras queden bien doraditas.

Escurrimos la soja (yo la cuelo con un pequeño colador de metal) y la añadimos a la sartén, dejamos que se elimine el exceso de caldo cociéndola durante unos 3 minutos, removemos de vez en cuando.

Añadimos el tomillo, el laurel, el tomate frito, la sal y la pimienta (al gusto), mezclamos bien.

Dejamos que se cueza durante 10 minutos para que el tomate coja bien todos los sabores y listo! ya tenemos la salsa boloñesa!

En una olla grande ponemos el agua y la hacemos hervir, añadimos la pasta y la sal, cocemos el tiempo que indique en el envase de la pasta, escurrimos y listo!!

Emplatamos la pasta, y encima le ponemos una buena cantidad de salsa boloñesa! Y ya está, listo para ser devorada!!!


Como ya os he dicho me encanta y a la gente que se la he preparado también les ha gustado mucho! Así que os la recomiendo encarecidamente!! jejeje. 

Buen provecho!!

21 dic. 2015

Canelones con carne picada de soja

Hoy os doy una mala y buena noticia! Por cuestiones personales dejo La Luna Vegana (soy Kimi)... Quiero aclarar que no se debe a problemas con el blog ni tampoco por discusiones ni nada por el estilo... Lídia se quedará al mando de la página y el blog, y seguirá compartiendo ricas recetas veganas con vosotros! Como despedida os traigo una buenísima receta para estas fiestas tan importantes! Esta receta es laboriosa pero vale la pena!! Es una de mis recetas estrella, ha triunfado mucho cuando la he hecho!!

Vamos a ello!!!


Canelones de calabacín con carne picada de soja

Ingredientes:

1 calabacín grande
carne picada de soja
1 bote de tomate frito de 350g (aunque si hacemos nuestro propio tomate frito mucho mejor!)
opcional: no-mozzarella rallada
1 pizca de tomillo
1 pizca de orégano
1 pizca de perejil
Sal
Pimienta


Procedimiento:

Pre-calentamos el horno a 180ºC.

Empezamos lavando el calabacín, lo cortamos por la mitad, a continuación con mucho cuidado cortamos láminas finas de unos 3 milímetros con ayuda de una mandolina.
Una vez cortado todo el calabacín hacemos un rectángulo solapando 4 láminas de las que acabamos de cortar. Ponemos unas cucharaditas en el centro del rectángulo  formando una linea vertical, enrollamos con cuidado de que no se nos desmonte y repetimos todos los pasos hasta terminar con todo el calabacín. Ahora ponemos la mitad del tomate frito en una fuente de cristal (apta para horno), añadimos los canelones con cuidado de nuevo para que no se desmonten, especiamos y salpimentamos al gusto.

Para finalizar la otra mitad de tomate frito, podemos poner no-mozzarella al gusto por encima, en este caso yo no tenía y por eso no puse.

Metemos la fuente en el horno y cocemos hasta que quede bien dorado.

Retiramos con mucho cuidado de no quemarnos con la ayuda de un trapo o  unos guantes.

Listo para servir!!


Espero que os guste la receta, yo la pienso repetir para navidades!!! Os encantará!!

Felices fiestas!!